Una maceta muy, muy… ¡dulce!

Hay postres deliciosos, creativos e incluso… picantes… pero presentar una maceta en la mesa son palabras mayores. Y no lo decimos precisamente por su dificultad.

Da igual la edad, la tarta de la maceta (the pot cake) es perfecta para cumpleaños, celebraciones o comidas especiales, en las que se quiere guardar un as bajo la manga para sorprender a los comensales.

Tarta maceta (the pot cake) base pastelería

Almíbar de café y mousse de tiramisú

Lo cierto es que la mayoría de las recetas que se pueden encontrar de esta tarta, se limitan a utilizar una maceta real, y eso a nosotros no nos convencía. Por eso nos pusimos manos a la obra, y preparamos nuestras propias macetas de chocolate. Fáciles de preparar y con infinitas posibilidades para personalizar según tu propio estilo.

De este modo obtenemos un delicioso recipiente que ocultará una delicia que nadie se esperará. Porque el secreto de esta receta es no desvelar su interior hasta que se prueba.

La mezcla de bizcocho calado en almíbar de café con una cremosa mousse de tiramisú, es simplemente una combinación irresistible que hará derretirse los paladares.

¡Esperamos que disfrutes nuestra versión de la tarta de la maceta!

Elaboración

0/0 pasos
  1. Para la elaboración de las macetas de chocolate con leche, templar 1350 gramos de cobertura de leche. Con la ayuda de un molde/vaso con forma de maceta, y un poco más de 4 cm de diámetro, añadir 18 gramos de chocolate templado. Ir girando el molde hasta cubrir el recipiente por dentro y dejar congelar para poder retirar el molde sin problemas más tarde.
  2. Preparar 600 gramos de almíbar de café cociendo 420 gramos de agua, con 170 gramos de azúcar, 1 gramo de sal y 25 gramos de licor de café. Una vez obtenida la consistencia deseada, retirar del fuego y añadir 10 gramos de café soluble.
  3.  De la plancha de bizcocho recortar 150 círculos de 4 centímetros de diámetro cada uno, y calar con almíbar de café.
  4. Para obtener una Mousse de tiramisú perfecta, elaborar un almíbar con 100 gramos de agua a 110 ºC y 260 gramos de azúcar. Montar las yemas y elaborar una pasta bomba a la que se añadirán 21 gramos de gelatina disueltos en 70 gramos de leche caliente. A continuación montar la nata junto con el mascarpone. una vez finalizado, montar las dos elaboraciones juntas.
  5. Con las macetas de chocolate ya fuera de su molde, añadir 1 círculo de bizcocho bañado en la base de cada una, y con ayuda de la manga pastelera incorporar 15 gramos de mousse de tiramisú. Tapar con un segundo círculo de bizcocho, e incorporar otros 15 gramos de mousse de tiramisú.
  6. En la parte superior añadir 15 gramos de bizcocho de chocolate desmenuzado para dar la sensación de la tierra.
  7. Para finalizar, decorar al gusto con formas de hojas. Nosotros hemos empleando 450 gramos de cobertura blanca mezclada con colorante verde, para colocar 3 hojas por maceta.