Ligero, fácil e irresistible. Sí, gracias.

Teníamos ganas de un postre de bizcocho ligero con un toque tradicional y, cómo no, delicioso. Un postre de esos que pese a su aparente sencillez, es capaz de poner el punto final perfecto a una gran comida sin que nadie pueda decir “no, gracias”.
Para ello, jugamos con una presentación sencilla (aunque sin dejar de sorprender) en la que no va a predominar la cantidad, sino la combinación de sabores y texturas sobre una base de Crema inglesa.
Ya sabes, esa que se parece a las natillas pero que tiene una consistencia más suave y ligera, y que se utiliza como acompañamiento en casi un sinfín de postres, o como base de otros tantos la Créme Brûlée o helados de crema.
pastel bizcocho tradicional con crema inglesa y merengue suizo

El colofón, la “espuma” más dulce.

Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, en La base nos encanta el merengue, y nos gusta en cualquiera de sus tipos. Por eso, hemos escogido el Merengue Suizo para decorar este postre y darle un aire aún más ligero.
Creemos que este pastel de bizcocho limón tradicional es perfecto para comidas en las que quedamos bien, pero el cuerpo nos pide ese caprichito dulce. Y para hacerlo un poco más esponjoso, no te pierdas la recomendación que te damos al final de la elaboración.

Elaboración

0/0 pasos
  1. Preparar la Crema inglesa mezclando las yemas con 230 gramos de azúcar. A parte juntar la leche con la nata, e infusionar con la vaina de vainilla. Después mezclar todo junto y cocer a 85 ºC sin dejar de remover. Retirar del fuego cuando la crema haya conseguido un poco de densidad.
  2. Realizar el merengue suizo se calientan las claras y 640 gramos de azúcar a 60º. Cuando el azúcar se haya disuelto se monta en un recipiente seco a una marcha rápida.
  3. Para dar un toque crujiente al postre se harán placas de chocolate (con forma acorde al recipiente escogido) templando la cobertura de leche. Después se coloca en una hoja de guitarra a 1mm de espesor, y cortarlos con un cortapastas cuando empiece a cristalizar.
  4. Montar el postre colocando primero la Crema inglesa en el fondo de la copa o recipiente. A continuación se colocará una porción de bizcocho limón y, encima, el círculo de chocolate. Por último, y con ayuda de manga pastelera, poner el merengue.
  5. Consejo: para dar más frescor y jugosidad al bizcocho, se recomienda acompañar con una pipeta de brandy. De este modo podremos calar el bizcocho al gusto en el mismo momento que se toma.