Con caldo de pescado y salsa de tomate

Cuando pruebes el resultado de esta receta con anchoas y pimientos asados, y sabemos que no tardarás mucho en hacer, quedarás sorprendido de como la combinación de los recursos que nos ofrece el mar y la tierra, crean un explosión de sabores y contrastes perfectos para abrir el apetito.

Base de bizcocho zanahoria

Nosotros le sumamos una característica especial, la textura y contraste dulce que aporta un bizcocho de zanahoria con nueces. Y puestos a seguir sumando valor a esta idea, lo acompañamos todo con caldo de pescado y salsa de tomate. ¿El resultado? un aperitivo exquisito con una personalidad única y equilibrada, que una vez lo pruebes no podrá faltar en cualquier celebración, buffet o catering.

La combinación de las anchoas es una de las claves para obtener un buen resultado, ya que tiene un intenso y característico sabor que puede eclipsar al resto de ingredientes. Sin embargo, la jugosidad de los pimientos asados, la combinación de caldo de pescado y salsa de tomate, y, lo más importante, el contraste dulce del bizcocho de zanahoria, crea un delicioso equilibrio hasta en los paladares de los más exigentes.

Esta receta recoge lo mejor del mar y la tierra, y no puede dejar indiferente a nadie. ¡Será difícil que tus comensales no se sorprendan y disfruten con esta tapa!

Elaboración

0/0 pasos
  1. Cortar el bizcocho horizontalmente por la mitad, obteniendo dos partes iguales de 2 cm de altura, y mediante soplete quemar toda la superficie de las dos unidades de bizcocho.
  2. Bañar con caldo de pescado la superficie, para cubrir después cada parte con salsa de tomate  haciendo uso de una espátula.
  3. Seguir cubriendo sobre la salsa de tomate con pliegues de pimientos asados.
  4. Dejar enfriar a 3ºC y, una vez bien frías ambas unidades de bizcocho, cortar con un cuchillo templado 12 porciones o «cuñas» cada una.
  5. Para la decoración se coloca una rodaja de limón en cada unidad o tapa, y para terminar un filete de anchoa.