Tarta navideña fácil con cobertura de chocolate.

Volvemos con una receta ideal para estas fecha tan especial como es la navidad.

Si has seguido nuestras ideas de tartas y postres, ya sabrás que a nosotros el merengue nos gusta bastante. Y es que combina a la perfección con todos nuestros bizcochos.

Por eso, en esta ocasión no podía faltar este excelente relleno. Un merengue suizo con el toque personal de Beatriz Ramos, nuestra chef colaboradora, quien nos brinda esta receta para navidad fácil, y con un resultado que a la vista está… sorprendente.

¿El secreto? por supuesto, lo más divertido: ¡la decoración!

Aunque no es lo único. Hay algo más… mira, mira.

Tarta para navidad

La esencia de las tartas y la repostería… ¡El bizcocho!

¿Ya lo has notado?

Efectivamente, el color de ese bizcocho te ha dado las pistas, ¿verdad?.

Pese a que esta receta está pensada originalmente para hacer con un Bizcocho Red velvet, en esta ocasión, Beatriz propuesto hacer esta tarta con el delicioso Bizcocho Toffee de Bollería BJV.

De esta manera, y gracias al caramelo líquido que utilizaremos, podemos profundizar en el aroma y el sabor a esos deliciosos caramelos toffee.

No obstante, hemos probado el resultado con ambos bizcochos, y no sabríamos decirte con cuál nos quedamos.

Esencia de Caramelo o de chocolate. Solo tú decides el que endulzará estas fiestas.

Una tarta navideña con una decoración mágica.

Vamos a dejar en manos de la obviedad que esta receta tiene un resultado simplemente delicioso.

Porque lo que realmente destaca de esta propuesta es el excelente trabajo de decoración de Beatriz. Donde la sutileza y la imaginación dan lugar a un postre navideño digno de grandes reuniones familiares.

Aquí te dejamos la receta y su propuesta de decoración, para que puedas inspirarte y crear una tarta para estas navidades.

Pero cuidado, que si Papá Noel la encuentra… ¡es posible que no deje nada!

Elaboración

0/0 pasos
  1. Para hacer el relleno de crema de merengue suizo, calentamos a unos 60º el azúcar con las claras de huevo con 150 gramos de azúcar. Cuando el azúcar se diluya, antes de montar, reservamos hasta que se enfríe.
  2. Mientras, podemos fundir el chocolate al baño maría.
  3. Cortamos el bizcocho en 3 capas iguales, y calamos la superficie con un poquito de caramelo líquido. Una capa la reservamos para tapar la tarta.
  4. Ahora sí, con la crema de merengue fría, la montamos en batidora con marcha rápida. Cuando esté a punto de nieve, añadimos la mantequilla en pomada hasta que blanquee unos tonos.
  5. Dividimos el merengue en dos partes iguales. A una parte le incorporamos el chocolate fundido (al gusto), mientras que a la otra le ponemos unas gotitas de vainilla y colorante rojo.
  6. Colocamos las cremas de merengue suizo en dos mangas pasteleras distintas, y las extendemos sobre la superficie del bizcocho en forma de círculos: un círculo de cada crema para que en el corte se aprecie una línea de cada color.
  7. Montamos la tarta colocando las capas una encima de otra, y la cubrimos completamente con chocolate fundido.
  8. Ahora solo falta que la decores a tu gusto para darle ese toque tan navideño. Estamos seguros de que ideas no te faltan. ¡A disfrutar!